lunes, 10 de octubre de 2016

EL CRISTO DE LA ERMITA DE SAN MAMES





No lo sé con seguridad, pero creo que no existe en toda la Comarca del Sobrarbe, tan abundante en románico, una talla de estas características, por lo que me parece muy acertada la denominación que se hace por bastantes personas como Cristo del Sobrarbe 

He tenido la suerte de seguir las vicisitudes, en relación con la restauración de esta pieza excepcional desde que en el año 1994 se dieron los primeros pasos para su restauración. Y aún he tenido más suerte por poder realizar el seguimiento fotográfico del reciente proceso de restauración, que ha llegado a buen puerto a finales de este mes de septiembre de 2016.







En aquellos años de la década de los 90, la conjunción positiva entre el Ministerio de Cultura, Obispado, Ayuntamiento de Broto y Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón, se encontró con los temores de los vecinos que impidieron su restauración entonces.


 El antes y el después dejan evidente el trabajo realizado.


La ermita se encuentra en una pequeña plataforma en la Sierra de la Corona, que domina el inicio de la Solana, con Fiscal a sus pies, y cerca de los restos de una construcción, más arriba, donde se supone que el Cristo fue sacado con la intención de bajarlo a la cercana localidad de Asín de Broto.  La tradición  (muy habitual en Castilla y Aragón) dice que los esfuerzos para buscarle una nueva ubicación resultaron infructuosos, por lo que se decidió la construcción de una ermita en el lugar donde el Cristo detuvo el traslado.  La ermita y su retablo  se salvaron de la afición pirómana de los milicianos catalanes  que ocuparon estos lugares desde el otoño de 1936 a la primavera de 1938 y que tan nefastos resultado  produjeron en le patrimonio histórico artístico del Sobrarbe.

A la ermita se puede ascender en vehículo todo terreno, y conductor habituado a conducir por pistas y caminos descarnados,  o bien mediante un agradable paseo de 3/4 de hora que permitirá disfrutar del excepcional paisaje: Mondarruego, Vignemale a lo lejos, Valle del Ara y la Solana, Ayerbe de Broto y el barranco Forcos, entrada al Sobrepuerto, excepcional zona que alberga varios pueblos deshabitados y un especial paisaje, esencial  para conocer la vida en estos lugares en tiempos no muy remotos 



Por fn, a pesar de los tiempos  de penuria presupuestaria ha llegado el momento de la restauración del Cristo de San Mamés. La asociación O Fogaril de Asín de Broto, ha permitido vencer los temores  existentes, y junto con el Ayuntamiento de Broto y la Dirección General de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón han llevado a buen término la restauración, de esta ermita ubicada en la demarcación eclesiástica del  Obispado de Jaca.



La restauración del Cristo y del retablo que lo cobija ha corrido a cargo del Gobierno de Aragón  (Dirección General de Cultura y Patrimonio) que ha encargado el trabajo a la empresa SIC Restaura, (Isabel Castro, ayudada por Paula Jimeno), el Ayuntamiento de Broto ha realizado la adecuación de la ermita, y la Asociación O'Fogaril se ha encargado de la instalación  de la alarma, sustitución de la chapa de la cubierta por losa de piedra  y la adecuación de la puerta de acceso.



Detalle del antes y después del San Juan




 Para proceder a la restauración, se procedió a desplazar el Cristo a las antiguas escuelas de Asín de Broto. Ya que la restauración en su ubicación original acarreaba múltiples dificultades

La colaboración de los vecinos de Asín de Broto ha sido indispensable para que los trabajos llegaran a buen fin, y ahora puedan disfrutar del Cristo que siempre les ha acompañado y protegido.








Detalle  de la policromia más primitiva, oculta bajo varios repintes posteriores, y que se ha conservado en la pieza restaurada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada